Kabbalah Center logo

Artículos de Conciencia

Energía de la Semana: Porción Jukat 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

La palabra jukat significa “leyes, ética y decretos”. Desde una perspectiva kabbalística, sabemos que la Biblia no se trata de leyes y acciones que “tenemos” que hacer. En lugar de ello, la Biblia consiste en la Ley Universal de Causa y Efecto. Nunca debemos hacer una acción sin saber por qué la estamos haciendo y a quién afectamos con ella. Cuando estudiamos la Biblia, la cual nos enseña acerca de nuestra propia vida, debemos siempre aplicar sus lecciones a fin de conocer las razones detrás de todas nuestras acciones. De este modo, entenderemos nuestros propios impulsos e influencias kármicas, así como nuestro propio proceso de tikún (corrección).

Los israelitas querían pasar por cierta área para llegar a la Tierra Santa; ellos querían ahorrarse una semana de viaje al pasar a través de Edom, en lugar de caminar alrededor de dicho lugar. ¿Pero qué les dijeron? ¡No! Los israelitas pidieron piedad, pero a los edomitas no les agradaban los israelitas. No estoy inventando esto; todo está en la Torá. Los israelitas dijeron: “Tan sólo queremos pasar a través de este lugar. Les pagaremos por cualquier cantidad de agua que usemos. Por favor, apiádense de nosotros”. Y la respuesta fue: “¿Quiénes son ustedes? ¡Váyanse de aquí!”. Por lo tanto, los israelitas tuvieron que caminar alrededor de Edom.

Lo que esto nos enseña es que todos tenemos la tendencia a sentir que podemos imponerles nuestras dificultades a los demás. La verdad es que nosotros somos responsables de nuestra propia desdicha. Uno de los grandes problemas con la sociedad es que no nos sentimos responsables de nuestras propias acciones. Cada año, hay un mínimo de 36 escaramuzas en el mundo, cada una comienza por una sociedad que quiere imponérsele a otra irrespetando por completo la vida humana. Durante la Segunda Guerra Mundial, cincuenta millones de personas perdieron la vida, pero cientos de millones sufrieron como resultado. ¿Acaso no puede haber otra solución?

Los israelitas pidieron ayuda para mejorar su existencia. Cualquier dificultad que experimentamos es resultado de nuestras propias acciones. Nosotros causamos nuestro propio caos. Para eliminar este caos, necesitamos inyectar en nuestra conciencia el concepto de la mente sobre la materia.

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Energia de la Semana, porción Jukat 2017

Energía de la Semana: Porción Kóraj 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

Koraj, si bien era una persona muy negativa, tenía el potencial de ser muy positivo. La pista hacia esta negatividad está en la palabra vayikaj, que significa que él era un receptor. Aprendemos una lección importante de esto: cuando una persona sólo desea recibir, sólo puede obtener resultados negativos. El Zóhar dice: “Pero Kóraj…tomó…” (Números 16:1). Pregunta: ¿Cuál es el significado de “tomó”? Responde: Tomó consejo incorrecto para sí. Si uno persigue algo que no le pertenece, éste escapa de él y aun pierde lo que tiene. Kóraj persiguió algo que no era suyo. Por lo tanto, perdió lo propio y nadie más ganó. El Zóhar, Kóraj 1:4

El mal de ojo

Lo que el Talmud nos dice, y digo esto por mi propia experiencia del estudio del Talmud, es que el 99% de las personas del mundo muere a causa del ojo maligno. ¿Qué es el ojo maligno?

Curiosamente, el primer ojo maligno aparece en el libro de Génesis; aunque no parezca estar muy claro. Pero tanto el Zóhar como el Talmud explican cómo se produjo la muerte: a través de Adán, Eva y otra entidad: la serpiente. Y si bien no está muy claro en la Escritura (dado que la Escritura está expresada con misterio), existe un sentido más profundo en las palabras (y esto ocurre en toda la Escritura): la serpiente estaba envidiosa y celosa del hecho de que no podía tomar a Eva como su esposa.

Recuerden que esta era una serpiente que no sólo podía arrastrarse, también podía erguirse y hablar. Así es como el episodio es descrito en Génesis: una interacción normal entre Adán y la serpiente, lo cual acarreó la muerte. Pero, a partir de dicha Escritura, el Talmud y el Zóhar explican que el ojo maligno, que es tan destructivo, no nos victimiza y no siempre significa que le deseamos el mal a nuestro enemigo; eso es tan sólo un aspecto. La razón por la cual el ojo maligno es tan severo —y no hablo sólo del perpetrador— se debe a que es muy destructivo. Cada vez que pensamos, aun sin darnos cuenta, que alguien tiene algo que no debería tener, eso es ojo maligno. Desear el mal no es la única forma de ojo maligno; existen otras.

El evento de la serpiente fue tan severo porque la Torá y el Zóhar dicen que cuando robas, al menos te beneficias de ello. Cuando robas un abrigo o dinero, al menos obtienes el abrigo o el dinero; salvo que pierdas el abrigo o el dinero posteriormente. Pero cuando tienes ojo maligno (y esto incluso puede ocurrir en una familia cuando un miembro tiene algo que otro no tiene), el perpetrador quiere aquello que no tiene. Cuando eso ocurre, el individuo es atacado por aquello que posee. Ese es el poder del ojo maligno, es como un rayo láser. ¿Alguna vez tuviste una lupa cuando eras niño, y la enfocaste en algo usando los rayos del Sol para concentrarlos y crear fuego —Jojmá— en ese punto? Lo mismo ocurre cuando el otro individuo recibe ojo maligno; es por ello que es tan destructivo. La persona puede incluso morir bajo diferentes circunstancias.

¿Qué era lo que quería Kóraj? Un poco de reconocimiento. ¿Era eso tan malo dadas las circunstancias? Había una abertura y alguien pudo atacar a esa persona. Con un familiar, ¿desea uno ver al otro perder? No necesariamente; ¡ellos simplemente tienen un deseo también!

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Energia de la Semana, porción Kóraj 2017

Energía de la Semana: Porción Shlaj Lejá 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

La enseñanza espiritual de este capitulo es principalmente sobre juicio. Los kabbalistas nos enseñan que la única forma en la que el juicio puede venir a nosotros es cuando nosotros juzgamos primero a otros. Emitir juicios sobre otros es peligroso por dos razones; trae juicio hacia nosotros por parte del cosmos y nos lleva a cometer acciones negativas basadas en nuestros juicios erróneos.

Acerca del Amor

Aunque la Torá dice "ama a tu prójimo como a ti mismo?" lo que Shlaj Lejá nos dice es que no tenemos que amar a todos, lo cual es contrario a “ve'ahavta lere'acha Kamocha” (ama a tu prójimo como a ti mismo); entonces, ¿cuál es la respuesta?.

A lo largo de los años, le he preguntado a muchas personas cómo interpretar, cómo explicar y cmo entender lo que el amor significa.

Una vez que hayamos entendido el significado del amor la respuesta es muy simple. Es lo que el Zóhar dice acerca de Dios: ama a tu Dios, ¿pero cómo podemos amar a algo o a alguien que nunca hemos visto y con quien nunca hemos tenido contacto? ciertamente Dios no entra dentro de esta categoría de amor; entonces la respuesta se encuentra en la relación que mantenemos con Dios, aunque a veces no lo parece, asumamos que Dios es compasivo y lleno de misericordia. Por lo tanto el Zóhar explica que no es una cuestión de amar a Dios sino que se refiere a conectarse con Dios.

Esta es la lección: ya que Dios es compasivo nosotros también debemos de ser compasivos. Si Dios despliega su misericordia nosotros también debemos de mostrar misericordia. El amor se trata de eso de conectarnos con los atributos de Dios.

Por la misma razón cuando otro individuo muestra ese gesto de compasión no nos queda otra opción más que devolverlo. ¿Qué pasa si alguien me odia? Entonces, se nos ha dicho que para poder conectar debemos entender esa negatividad (sentir esa falta de compasión de ese individuo) y ver en é las consecuencias de comportarnos de manera indigna, además de entender que nosotros también podemos caer en esa trampa.

En esta lectura nos encontramos con una “yud grande”, la cual es el antídoto para esta ofensa; para la causa de todo el sufrimiento humano- individual, colectivo, nacional, internacional- tratar a todos con dignidad humana, sin importar cual es la posición de ese individuo. Nunca podemos omitir esta responsabilidad de mostrar dignidad humana.

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Energia de la Semana, porción Shlaj Lejá 2017

Buenos días Kabbalah: Porción Behaalotjá 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

El principio de esta historia conecta con lo que realmente es la treceava tribu-Los Levites- y nos da la oportunidad de elevar nuestra conciencia. Aunque cada uno de nosotros nace bajo un signo astrológico, no tenemos que permanecer bajo la influencia de este signo y aunque la mayoría del tiempo estamos bajo la influencia de las estrellas, no tenemos que rendirnos a ellas. Esta lectura nos da la oportunidad de trascender nuestro destino astrológico.

Moisés creo la Menorah, como esta escrito: “ el candelabro se elevará, como Dios le dijo a Moisés.” Y esa es una de las razones por las que venimos aquí, por que la dificultad que Moisés encontró no estaba en la Menorah física. Cuando se volvió difícil, Moisés dijo; “Dios, dame una visión.” La respuesta solo podía ser que la Menorah no podía ser creada en secciones; en cambio, se le mostro a Moisés como construirla en una sola pieza, que saliera de una pieza, no en secciones. Así que esto es lo que fue tan difícil para Moisés- construir el candelabro en una pieza. ¿Cómo haces eso?

Y la respuesta es que cuando estamos hablando de la Luz- y ciertamente es importante cuando hablamos de la Luz aquí – entendemos que no estamos hablando una flama visible. Hasta el momento de las revelaciones de Kabbalah, durante los milenios, siempre que leían esta sección de Beha´alotcha, la dificultad era como lo mencione, que necesitábamos la intervención de Dios para mostrarnos la genialidad de cómo construir el candelabro en una sola pieza.

Pero el significado mas profundo de lo que podemos aprender en nuestras propias vidas, es que cuando conectamos con la fuerza de la Luz -y lo único que puede sostenernos en cada aspecto, es la fuerza de la Luz de Dios- entonces, nos conectamos con la perfección del Universo.

Esto no nos es familiar. El caos reina en cada aspecto del reino físico. No hay nada a nivel físico que no participe en la fuerza del caos. No hay nada que no sienta caos de alguna forma- muerte, decadencia y así sucesivamente. Así que la pregunta de Moisés del candelabro era solo para indicarnos hoy, en este siglo, la dificultad de cómo conectarnos la fuerza de la Luz de Dios. Como en el reino físico, que conoce el caos, límites y conoce el fin. ¿Removemos esos aspectos? La dificultad no estaba en como crear la Menorah sino en como crear unidad. Ese es el profundo significado de lo que Dios y Moisés discutían.

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Behaalotjá 2017

Buenos días Kabbalah: Porción Bamidbar 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

La palabra Bamidbar significa "en el desierto". El Zóhar dice que La Torá fue revelada en el Monte Sinaí debido que el desierto es donde el Satán habita. Los kabbalistas meditaban ahí para vencer al Satán en su propio territorio. Es importante confrontar al Satán donde él es más fuerte, con tan solo hacerlo podemos experimentar transformación verdadera. Nosotros debemos alcanzar la victoria sobre el Satán donde él es fuerte y nosotros somos débiles. Uno le dijo al otro, que Dios desea sin duda ser alabado con alabanzas de la generación del desierto, ya que nunca existió una generación tan elevada como ésta y no existirá hasta la llegada del Rey Mesías. Ciertamente, a todos los que nos mostró el Único, bendito sea Él, fue sólo informarnos que ellos tienen una buena porción y merecen el Mundo que Viene. En el futuro, cuando el Único, bendito sea Él, resucite a los muertos, éstos, LA GENERACIÓN DEL DESIERTO, estará destinada a levantarse primero, como dice, "Los hombres muertos de Su pueblo deberán vivir". (Isaías 26:19). Esto se refiere a la generación del desierto. - El Zóhar, Shlej Lejá 29:214

El cuarto Libro de Moisés -Bamidbar- se refiere por completo a aquel lugar, la morada donde el Satán mantiene su cuartel general. 

Si alguien se ha preguntado en alguna ocasión, tal como yo lo hice, por qué aquel joven agradable judío Bugsy Segal decidió construir en Las Vegas, se debe a que él sabía exactamente dónde podría ganar la casa -porque el desierto es la casa del Satán. Tú no puedes ganar ahí. Aún en el béisbol o el fútbol, el equipo de casa gana usualmente: en el área de casa existe una atmósfera donde la gente brinda energía, y tal como es demostrado por las estadísticas, el equipo de casa es usualmente el favorito.

En Bamidbar encontramos a los israelitas en midbar, en el desierto. El cuarto Libro de Moisés es probablemente el libro más interesante de todos los libros de Moisés, por lo menos en un nivel muy superficial. ¿Por qué? porque cualquier película que quieras escribir -cualquier tema, sea sexy, salvaje, o extraño- hay un drama emocionante en este libro. Aquí es donde un buen director de cine o guionista puede encontrar su material. No hay mejor lugar en el mundo -Bamidbar lo tiene todo.

Cuando hablamos sobre Bamidbar, éste es el lugar del Satán. Lo que nos dice El Zóhar aquí es que nos encontramos en el campo de juego del Satán. Todo el día, toda la noche, nos encontramos siempre en su campo, lo que significa que aunque pensemos que seamos importantes -- en la toma de decisiones: obtener dinero, prestigio, o lo que sea -- si no tenemos lo que encontramos en ésta y la siguiente sección, entonces estamos perdidos. ¡Estamos perdidos! Al final, el equipo de casa gana. El equipo de casa gana; no hay forma de escapar de esto.

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Bamidbar 2017

Buenos días Kabbalah: Porción Behar Bechukotai 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

Behar significa “en la montaña”. En este capítulo, “en la montaña” se refiere al Monte Sinaí, el cual es una de las montañas más pequeñas del mundo en realidad. Los sabios enseñan que debido a que el Monte Sinaí es tan pequeño, espiritualmente representa una falta de ego. Cuando se les preguntó a todas las montañas por qué debían ser escogidas para la inmensa revelación de Luz que tuvo lugar en la entrega de los Diez Enunciados, todas éstas dieron grandes razones por las cuales debían ser escogidas. El Monte Sinaí, al no tener ego, estaba dispuesto a ser escogido pero no se sentía merecedor de ese honor; por lo tanto, se le otorgó la enorme dádiva de ser el lugar de la Revelación. Cuando conectamos con este capítulo en particular, tenemos una oportunidad de hacer una conexión con la energía del Monte Sinaí mediante la renuncia a nuestro ego.

La Torá nos enseña que el mundo de caos es Maljut (la Realidad Ilusoria del 1 Por Ciento) y el mundo de dicha y felicidad es Zeir Anpín (la Realidad del 99 Por Ciento). La mente es ilimitada, pero el cuerpo es limitado. Cuando observamos el caos, siempre está relacionado con la realidad física. La pobreza es falta de dinero; la enfermedad está relacionada con un cuerpo afligido; una mala relación tiene que ver con otra persona. La verdadera lección del Monte Sinaí es la realidad de la mente sobre la materia, no “No robarás” ni el resto de los Diez Enunciados. Durante miles de años, se nos ha dicho “No robarás”, ¿pero han dejado de ocurrir robos? Se nos ha dicho “No matarás”, ¿pero han dejado de ocurrir asesinatos en los últimos diez años? No, el Monte Sinaí trata acerca de la mente sobre la materia; que yo puedo lograr cualquier cosa hacia la cual dirijo mi mente, siempre y cuando use las reglas y trabaje arduamente. La incertidumbre es el principal obstáculo para alcanzar la mente sobre la materia. Si no estamos seguros de que nuestra salud será restaurada, que nuestra relación problemática puede ser sanada y que el dinero puede ser ganado, entonces nuestros problemas —nuestro caos— no será remediado. Sin embargo, si tenemos la certeza de que las cosas pueden ser restauradas, sanadas, curadas, entonces la certeza causará que la mente sobre la materia se manifieste al final; a pesar de los aparentes altibajos en el proceso. Todas las clases de caos pueden cambiar: de eso consiste la Torá. La religión y la moralidad no son de lo que se trataba el Monte Sinaí. Se trataba de la espiritualidad. Y, según el Zóhar, la espiritualidad es una cosa: Zeir Anpín, conectar con la Realidad del 99 Por Ciento y no con la ilusión del 1 Por Ciento.

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Behar Bechukotai 2017

Buenos días Kabbalah: Porción Emor 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

La palabra emor significa “hablar”, y este capítulo trata acerca de las cosas que debemos y no debemos decir. Cómo realizamos una acción es más importante que la misma acción, y usualmente la boca está involucrada en este proceso. Cuando conectamos con esta lectura, podemos usar el poder de Emor para que nos ayude a decir la verdad.

La lectura del capítulo de Emor usualmente cae alrededor de la mitad del Ómer, los 49 días entre Pésaj y Shavuot; un período en el cual hay una carencia de Luz. No obstante, en esta época podemos trabajar para ganarnos la abundancia de Luz —la Luz de inmortalidad— que está disponible en la noche de Shavuot. ¿Cuál es la relevancia de esto? Es que, durante el período del Ómer, Dios, en su infinita sabiduría y misericordia, nos proporciona un impulso adicional a través del capítulo de Emor para que podamos ganarnos la Luz en caso de que no hayamos capturado su totalidad o hayamos hecho cortocircuito con algo de esta energía; la cual debería habernos alcanzado hasta el momento de Rosh Hashaná. Estamos familiarizados con el concepto de la muerte clínica: es cuando, según todos los cálculos médicos, una persona ha muerto. Todos hemos escuchado acerca de algún paciente que, bajo el efecto de la anestesia, pierde el pulso repentinamente y ya no es parte de los vivos; pero que repentinamente vuelve a la vida después de cierto tiempo. Tomó muchos milenios entender el concepto de la muerte clínica y poder respaldar esta enseñanza antigua/ nueva de la Kabbalah. Hoy en día, los científicos y médicos han registrado las experiencias de personas que han pasado por una muerte clínica. Cuando una de esas personas despierta —en efecto, cuando regresa a la vida después de haber muerto— a menudo puede relatar muchas de las actividades que ocurrieron mientras parecía estar muerta; como las conversaciones de los médicos. La persona no estaba consciente en ese preciso momento, pero después podía contar acerca de lo que había sucedido. Por muy fenomenal que pueda sonar, el Zóhar dice que esto es Matí veló Matí (la muerte por un momento y la restauración inmediata de la vida), lo cual nos proporciona información acerca de la inmortalidad, una garantía de que la inmortalidad puede ser una realidad. Una vez que hablamos de la inmortalidad, hablamos de la restauración —de la mortalidad y la inmortalidad a la misma vez—; por ejemplo, cuando Pinjás murió y renació inmediatamente. Estos conceptos son difíciles de entender, incluso la muerte clínica es difícil de entender. Cuando ya se entierra el cuerpo bajo tierra, decimos que la persona se fue; pero ésta no se ha ido, de ninguna manera. Por ejemplo, Rosh Hashaná nos ofrece la oportunidad de ascender a Biná, una dimensión del Universo Inmaculado. Hay un cambio en el universo que penetra nuestra vida; no lo vemos ni lo comprendemos, nos parece descabellado. Pero la inmortalidad no es tan descabellada: la capacidad de volvernos inmortales está disponible en el cosmos, y ahora la gente escribiendo acerca de esto. Pero, dice el Zóhar, hay una fuerza conocida como la Fuerza de la Muerte, y esa Fuerza de la Muerte es muy compleja, tomando todas las actividades de la vida y luego determinando cuándo ocurrirá la muerte. No hablamos acerca de ataques al corazón u otros padecimientos; hablamos acerca de una entidad que eclipsa todos los padecimientos. Una vez que esta entidad haya sido eliminada, no habrá ataques al corazón o cáncer u otras razones para ir al hospital. Si no lo sabías, si no pusiste atención en el Zóhar, te has perdido una oportunidad. Si no está en tu conciencia que nos estamos embarcando en algo nuevo; si no tienes esto en tu conciencia, si no lo sabes, la inmortalidad no puede ser alcanzada.

Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Emor 2017

Buenos días Kabbalah: Porción Tazria Metzorah 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

El número de versículos en este capítulo es también el valor numérico de la palabra Biná. Biná es una dimensión no física de la Luz y es el almacén o contenedor de energía para todo lo que necesitamos y deseamos en la vida. Hoy en día, el cáncer es un azote que nos aflige de la misma manera que la lepra solía hacerlo con las generaciones de la Biblia. La conexión con Biná en esta lectura nos ayuda a elevarnos a una dimensión en la cual el cáncer no existe.
bre de Jesús o en el nombre de Dios— “porque esto es lo que Dios quiere”. No obstante, hemos encontrado y aprendido según los principios de la Kabbalah, que tienen origen en este Zóhar, que Dios nunca manda. Dios simplemente nos abastece con la metodología, la tecnología, por medio de la cual podemos evitar las trampas del caos. Y de esta manera, tenemos una oportunidad de entender que Dios simplemente no nos echó en este mundo de caos sin darnos una forma de salir. El Zóhar y los kabbalistas explican que la palabra “sacrificio”, mencionada acá en la Lección de Tsav, significa “sacrificar nuestro caos”. Los sacrificios son nuestro medio para conectar y beneficiarnos del poder de la Luz en nuestra vida. Cada sacrificio mencionado en este capítulo corresponde a un nivel diferente de caos.
 
Levítico 13:33 es específicamente para sanar todos los tipos de cáncer cerebral. Hay una Guímel grande en la palabra vehitgalaj (rasurar o cortar), lo cual ayuda a conectarnos con Biná y el Universo Perfecto. La Guímel también representa la palabra gomel (la naturaleza dadora y proactiva del Creador que reside en cada uno de nosotros). El poder del Cohén (el sacerdote) es lo que nos permite cortar y superar la intolerancia y la falta de dignidad, que es la causa de todo nuestro sufrimiento. Ya es hora de que asumamos la responsabilidad de, al menos, eliminar el caos dentro de nosotros. ¿Acaso todos entendemos cuál es el poder de la Fuerza de Luz de Dios y que tenemos el mérito de tener las herramientas para conectar con su Fuerza de Luz, herramientas recomendadas por Avraham el Patriarca hace unos 4.000 años? ¿Con cuánta seriedad asumimos esto? ¿Cuánto está presente en nuestra conciencia? Sí, sentimos algo. ¿Pero entendemos su alcance? Cuando digo que la Fuerza de Luz de Dios puede eliminar todo lo negativo y caótico, no estoy repitiendo alguna teoría mía; es el resultado de una investigación que yo realicé. No nos damos cuenta de lo desesperadamente necesario que es estar conscientes del poder de la negatividad en este planeta. Si cambiamos nuestro comportamiento de estar fundamentado en el egoísmo a estar fundamentado en el interés por los demás y el compartir, no le estamos haciendo un favor a nadie. ¿Por qué sentimos tanto placer o nos maravillamos cuando alguien es más proactivo? Es cuestión de vida o muerte.
 
Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Tazria Metzorah 2017
Buenos días Kabbalah: Porción Tzav 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

Esta semana, tenemos que empezar a eliminar el pensamiento de juicio, inseguridad y deseo egoístas.
 
Tenemos un regalo maravilloso, ya que es la semana de Pesaj, podemos eliminar estos patrones repetitivos de deseo de recibir para sí mismo.

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

El valor numérico de la palabra tzav, (mandamiento), es igual al número de versos-96-En este capítulo de la Biblia. Esta coincidencia numérica del nombre de un capítulo con su longitud no ocurre en ningún otro lugar en la Biblia. En este capítulo, Dios le dijo a Moisés que les diera instrucciones a Aarón y a sus hijos en la práctica correcta para el ofrecimiento. Las lecciones aquí es que cuando hacemos sacrificios al Creador con el deseo de conectar con el Creador, evitamos la idolatría. La idolatría es algo más que servir a las estatuas, sino que incluye la asignación de energía a las cosas fuera de nosotros mismos y la Luz. También tiene que ver con la toma de decisiones y de actuar con motivos puramente egoístas, por orgullo, por la necesidad de impresionar a la gente, y así sucesivamente. Todas nuestras acciones deben estar motivadas por el deseo de conectar con el Creador, un deseo que luego traerá esa misma conexión. Si la intención de conectar con el Creador no subrayar una acción, esta acción constituye la idolatría.
 
La palabra tsav significa “mandamiento”. El Zóhar dice muy claramente que “mandamiento” es idolatría. ¿Pero qué es lo que hacemos en un templo sino seguir los mandamientos? ¿Deberíamos considerar nuestra presencia en este templo, ordenada por Dios, como condicional e idólatra? La idolatría tiene sólo una definición: es la realidad del caos, dictado, gobernado y dominado por el Satán. Dondequiera que vayamos, hay caos. No podemos escapar de esta conciencia del dominio del caos en nuestro mundo humano. Sin embargo, aquí estamos intentando reestructurar nuestra conciencia, deshacer milenios de pensamiento, para poder cambiar. Este cambio requiere un sistema de apoyo constante; no es suficiente con solamente pensar que esta realidad de caos es ilusoria. Necesitamos un sistema de apoyo, y es por ello que venimos aquí cada Shabat. Es imposible modificar nuestra conciencia sin tener este sustento; y, no obstante, el mundo continúa con el concepto fabricado de qué es Dios. Y no sólo me refiero a la religión judía, sino a todas las religiones —ya sea en el nombre de Alá, en el nombre de Jesús o en el nombre de Dios— “porque esto es lo que Dios quiere”. No obstante, hemos encontrado y aprendido según los principios de la Kabbalah, que tienen origen en este Zóhar, que Dios nunca manda. Dios simplemente nos abastece con la metodología, la tecnología, por medio de la cual podemos evitar las trampas del caos. Y de esta manera, tenemos una oportunidad de entender que Dios simplemente no nos echó en este mundo de caos sin darnos una forma de salir. El Zóhar y los kabbalistas explican que la palabra “sacrificio”, mencionada acá en la Lección de Tsav, significa “sacrificar nuestro caos”. Los sacrificios son nuestro medio para conectar y beneficiarnos del poder de la Luz en nuestra vida. Cada sacrificio mencionado en este capítulo corresponde a un nivel diferente de caos.
 
Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Tzav 2017
Buenos días Kabbalah: Porción Vayikrá 2017
Publicado en: Publicado on: June 28, 2017

Conciencia Semanal del Zóhar

 

 

Extracto de la Conciencia Semanal del Zóhar

Vayikrá, el primer capítulo en el Libro de Levítico, incluye una exposición acerca de los korbanot (sacrificios). Debido a que no tenemos Tabernáculo o Templo hoy en día, es difícil relacionarse con este concepto. Si bien puede parecer que los sacrificios involucrados son una crueldad para los animales, los kabbalistas explican que los animales en realidad se alineaban para ser sacrificados, porque sabían que este proceso era parte de su tikún (corrección). La raíz de la palabra korbán, la cual puede ser traducida como “sacrificio” u “ofrenda”, en realidad significa “acercarse”; de este modo, la ofrenda misma era vista como una manera de acercarse a Dios. Efectivamente, el Zóhar dice que las ofrendas eran realizadas para acercar las santas Sefirot, para que formaran una unidad perfecta y despertaran finalmente misericordia en lugar de juicio (Vayikrá 51-52). Actualmente, muchos de nuestros sacrificios son internos; nos sacrificamos cada vez que enfrentamos o superamos obstáculos o dificultades en nombre de otras personas. Leer este capítulo nos da la energía para hacer los sacrificios que nos son requeridos cada día, a fin de aumentar nuestra proximidad a la Luz. 
 
Kuf y Reish
De acuerdo con Rav Shimón, todo está revestido de misterio, como un código. Es así como el Zóhar procesa toda la Torá: como un código de algo más, algo más elevado. La palabra vayikrá está compuesta de cinco letras: Vav, Álef, Yud, Kof y Resh. Dos de estas letras —la Kof y la Resh— juntas forman la palabra kar (frío). Frío, de la manera como un cuerpo está frío cuando está muerto. ¿Por qué el cuerpo de una persona se torna frío cuando muere? ¿Acaso es porque la temperatura del ambiente es fría? ¿Y si una persona muere en el ecuador, su cuerpo se torna tibio? No, aun así el cuerpo se torna frío. El Zóhar, al explicar el frío de Kof y Resh y por qué un cadáver es frío, se refiere al frío como la energía del Satán. El alma se ha ido. Es por ello que el cuerpo está frío. ¿Qué inferimos cuando decimos que alguien es frío con otra persona? Significa que olvidamos amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos, que olvidamos tratar a los demás con dignidad humana y que la expresión del alma ha desaparecido. Estamos vivos, pero el alma no está. Estamos vivos, pero vivimos como si no tuviésemos alma. El capítulo de Vayikrá nos ayuda a entender de qué se trata la Torá. Se trata acerca de la batalla contra el campo de juego del Satán; contra el caos. Aprendemos de Vayikrá que podemos eliminar el caos, pero debemos hacer un sacrificio. Debemos sacrificar nuestra conciencia del Satán. ¿Para quién es el sacrificio? ¿Es para nosotros? ¿Qué tenemos que sacrificar hoy? ¿Seres humanos? No, no es el ser humano lo que debe ser sacrificado; son esas dos letras —la Kof y la Resh— que están ocultas en la palabra vayikrá. Recuerda: el Satán está dentro de nosotros, y vivimos bajo sus directrices hasta que no sigamos las reglas de la Luz; tratar a nuestro prójimo con dignidad humana. Pero a veces nos rehusamos a doblegar nuestro ego y nos mantenemos en el campo de juego del Satán. Nos aferramos a nuestro ego por cosas tontas, somos reactivos y perdemos el control. La única manera en la que podemos estar fuera del control del Satán es actuando como Dios; y para actuar como Dios, debemos compartir. Cuando no compartimos como Dios, estamos actuando como el Satán; estamos estancados en su campo de juego. Cuando vivimos en el campo de juego del Satán, somos controlados y no tenemos libre elección, juzgamos a las demás personas. Para eliminar el caos de nuestra vida, tenemos que abandonar al Satán. Tenemos que actuar como la Luz, como Dios, estar en el campo de juego de Dios. Esto es tan sólo una prueba. Si actúas como Dios, entonces tienes cerebro; si actúas como el Satán, entonces estás frito.
 
Fuente: El Centro de Kabbalah En Línea, clase: Buenos Días Kabbalah, porción Vayikra 2017

Páginas

Esta semana te recomendamos Dios usa Lápiz Labial. Búscalo en la librería Newton#139 https://t.co/XRu9NKx6oV hace 1 año 2 meses

REGISTRARME AL BOLETÍN